escudo_arecibo.gif (66660 bytes)Historia de AreciboBandera_Arecibo.GIF (5468 bytes)

SUPERFICIE: 329 kilómetros cuadrados (127 millas cuadradas).

ALCALDE: Honorable Lemuel Soto (PNP) LEMUEL SOTO

SENADORES: Hon. José E. González (PNP)JOSE EMILIO GONZALEZ y Hon. Pedro Rossello González (PNP)

REPRESENTANTE A LA CAMARA: Hon. Gabriel Rodríguez (PNP) GABRIEL RODRIGUEZ y Hon. Carlos Molina (PNP) CARLOS MOLINA

FUNDACION:  1ro. de mayo de 1616

PATRON DEL PUEBLO:  San Felipe (mayo)

GENTILICIO: arecibeño

COGNOMENTO: Muy Leal; La Villa del Capitán Correa

POBLACION: 100,131 habitantes (Censo 2000)

DENSIDAD POBLACIONAL: 304 habitantes por kilómetro cuadrado (788 habitantes por milla cuadrada).

POBLACION EN CENSOS ANTERIORES:

Año

1899

1910

1920

1930

1940

1950

1960

1970

1980

1990

2000

Habitantes

36,910

42,429

46,578

56,525

69,192

75,361

69,879

73,468

86,766

93,385

100,131

Elecciones Generales 2004: Escrutinio de Alcalde Arecibo
Fuente: Comisión Estatal de Elecciones; al 26-Dic-2004

Partido Candidato Votos %
PNP LEMUEL SOTO 27,212   50.38  
PPD   FRANKIE HERNANDEZ COLON   25,376   46.98  
PIP   APOLINAR 'TATO' CINTRON   989   1.83  
*OTROS   441   0.82  
  

TOTAL

54,018  

Otros   441
Blanco   262  
Nulas   158  
Referidos a Mesa Especial  0  
Colegios Reportados:
210 de 210
para un 100.0%
 Inscritos   65,834  
 Votaron   54,018  
 Participación   82.05%  

DIVISION POLITICO-ADMINISTRATIVA:   Está organizado bajo el distrito senatorial número 3 de Arecibo y los representativos números 11, 12, 13, 14 y 15.    Se divide en 19 barrios cuyos nombres señalamos a continuación: Arecibo pueblo, Arenalejos, Arrozal, Cambalache, Carreras, Domingo Ruiz, Dominguito, Esperanza, Factor, Garrochales, Hato Abajo, Hato Arriba, Hato Viejo, Islote, Miraflores, Río Arriba, Sabana Hoyos, Santana y Tanamá.

LOCALIZACION: Situado al norte de la isla, tiene por límites al océano Atlántico por el norte; Utuado y Ciales por el sur; Barceloneta y Florida por el este, y Hatillo por el Oeste.

TOPOGRAFIA: Su relieve es casi llano. La loma Correa, situada en el barrio Sabana Hoyos, sólo tiene alrededor de 270 metros (886 pies) de altura sobre el nivel del mar. El territorio arecibeño se encuentra en la región de la llanura costanera del norte, la cual es adyacente a la llamada zona cársica, que se caracteriza por la presencia en su superficie de cuevas, sumideros y mogotes o pepinos. En el paisaje arecibeño cercano a la costa se observan dunas formadas por el viento.

HIDROGRAFIA: El río Grande de Arecibo, que nace en el barrio Juan González del municipio de Adjuntas, es el cuarto más largo de Puerto Rico y el segundo de más caudal; penetra a territorio arecibeño por el centro-sur del municipio, donde se ha formado el lago Dos Bocas, en el límite con Utuado; este río desemboca en el Océano Atlántico por Arecibo. El río Tanamá, que es el mayor de los tributarios del Grande de Arecibo, y su afluente el río Santiago, también riegan su territorio, así como el caño Tiburones, que se extiende desde Barceloneta hasta Arecibo. Dichos cuerpos de agua corren por la vertiente Norte o Atlántica. El lago Dos Bocas se encuentra a unos 16 kilómetros (10 millas) al sur de la ciudad de Arecibo. Es uno de los mayores de la isla en cuanto a capacidad original, con más de 40 millones de metros cúbicos; es el tercero en área de drenaje. En él hay pesca abundante, pero está contaminado con bilharzia. Se usa para producir energía eléctrica.

OTROS ACCIDENTES GEOGRAFICOS: De los costaneros los principales son las puntas Morrillos, Caracoles y Las Tunas, el puerto de Arecibo y varios pequeños cayos que hay frente a la costa, como los de Punta Caracoles y Los Negritos. En Arecibo existen unas doce cuevas, entre las que destacan, bien por su valor científico o por su belleza, las llamadas El Indio, Los Chorros, Soto, Sorbeto o de las Estalagmitas, Clara y Oscura existen grabados indígenas. La Sorbeto contiene las formaciones más impresionantes; esta cueva está en el cauce del río Tanamá. Cueva Oscura tiene una salida espectacular.

RECURSOS FORESTALES: En Arecibo se encuentran dos de los bosques estatales puertorriqueños; Río Abajo y Cambalache, ambos pertenecientes a la zona cársica. El bosque Río Abajo se extiende por la ribera izquierda del Río Grande de Arecibo, desde el norte de Utuado, barrio Río Abajo, del cual toma su nombre, hasta el río Tanamá, por espacio de unas 2,280 hectáreas. Su altura sobre el nivel del mar está entre los 200 y 424 metros (424 y1m390 Pies). Recibe un promedio anual de lluvia de 1,295 milímetros (79 pulgadas). La vegetación es predominantemente xerófila, es decir, espinosa. El bosque de Cambalache está hacia el norte, más cerca de la población de Barceloneta. Mide alrededor de 370 hectáreas y su altura sobre el nivel del mar es de entre (15 y 50 metros (15 y 150 pies). El promedio de lluvia anual que recibe es de 967 milímetros (59 pulgadas). La vegetación también es xerófila; entre los árboles que crecen en él destacan las palmas reales y las tabebuias. Este bosque es hábitat de unas veinte especies de aves.

RECURSOS MINERALES : De éstos el más significativo es el hierro que contiene las arenas negras.

HISTORIA LICORERA EN ARECIBO por José Victor Oliver Ledesma

PRESENTE: La economía de Arecibo, el municipio más extenso de Puerto Rico, depende de varios factores:

En primer lugar se encuentran las industrias, sobre todo aquellas que elaboran productos textiles, químicos, eléctricos

y electrónicos, de metal, instrumentos médicos y otros.  Otros factores importantes son la prestación de servicios, el

comercio y la agricultura.   La pesca también hace su aporte a la economía arecibeña aunque en menor escala.

El Cetí

ESE ESCURRIDIZO PECECILLO

En Arecibo lo conocemos como Cetí, pero su nombre científico es: Pellone Blenckeralana.   Este pequeño pececillo no alcanza una pulgada en tamaño es transparente y entra en las Costas de Puerto Rico pero muy especialmente en nuestro pueblo de Arecibo.

Cuando la luna está en su fase de menguante y esto ocurre los meses de julio a diciembre. El Colchón o Cardumen como lo llaman algunos pescadores hace su entrada triunfal por la boca del Río Grande de Arecibo con tanta fluidez, que no se puede describir ese momento.

Ya decenas de pescadores esperan la entrada de este pececillo, y lo hacen hasta altas horas de la noche, y en muchos ocasiones ven el bello amanecer de nuestra tierra.

La pesca del Cetí es una tradición en Arecibo.   Desde los comienzos de la colonización de Puerto Rico se pesca el Cetí, el Padre Las Casas en su libro, Historia de los Indios, hace mención del Cetí.

En el libro "Arecibo Histórico", del poeta y escritor José Limón de Arce se refiere al Cetí diciendo que: "El Cetí es un saltarín de primer orden".   El adulto del Cetí habita en los ríos y crece hasta seis pulgadas, cuando logra este tamaño se le conoce con el nombre de Olivo.

LA PESCA DEL CETÍ

La pesca del Cetí es una de las rnás interesantes "Odiseas" que nos ofrece el mar.  Comienza con conocer las fases de la luna y sus preparativos para ir de pesca son casi un ritual.   El Cetí entra cada cuarto menguante entre los meses de junio y enero, ambos comprendidos y en horas de la madrugada.

Esto quiere decir que la temporada de pesca del Cetí dura ocho meses y entra en ocho ocasiones, pudiendo atrasarse o adelantarse un día a la fecha de cuarto menguante.

Un día antes de la supuesta "entrada" del Cetí los pescadores auscultan las playas a ver si encuentran rastros de la llegada del famoso y sabroso pececillo.

Si se encuentra lo que ellos llaman "mijúa" que es el Cetí en su primera etapa y viene acompañado de camaroncillos, se procede entonces a hacer grupos y a hacer los preparativos para la noche siguiente salir a pescar.

Mantas, latas grandes, medianos drones de plástico, baños de metal, la linterna que sustituye la tea, comida y bebidas, cigarrillos y la indumentaria propia del pescador.

Llega la noche indicada y nuestros pescadores con todos "1os hierros" salen al filo de la media noche.   Llegan al sitio seleccionado por intuición y sacan todos sus aparejos y esperan pacientes mientras otros miembros del grupo de trabajo se encargan de observar rastros del Cetí.

LA LUNA FACTOR CLAVE

La luna es la clave en la pesca del Cetí, primero porque marca la fecha de entrada y segundo porque el Cetí rehuye la luz del sol y en cambio se guía por la luz de la luna.   Tan pronto "La Mancha" del Cetí es ubicada por los pescadores se colocan en la entrada de la boca del Río, pero dentro del mar y con las mantas las colocan de modo que el Cetí "caiga" dentro de ella. Los dos pescadores levantan la manta y arrastran su contenido hasta la playa donde depositan la pesca en latas, drones o baños en metal.

Esta operación continúa hasta que comienza a salir el sol cuando entonces el Cetí se apalastra es decir, se asienta en el fondo del mar o se esconde en cuevas o entre vegetación.  Mientras unos sacan el Cetí, otros en orilla se dan a la tarea de la primera limpieza.

Aquí, uno de los pescadores apunta la linterna al borde de la lata o dron plástico que es suspendido sobre otra manta.  Una vez salido el sol los pescadores se retiran a la otra fase; la venta de este pececillo.

El Cetí que logra escapar de la redes de los pescadores nada Río Arriba y allí las hembras reinician el ciclo de vida ovando bajo las piedras.    Estos huevos son arrastrados por la corriente del Río hasta el mar donde en un término de 30 días nacen las larvas que se convierten en Cetí.

DIVERSAS MANERAS DE COMER EL CETÍ

El Cetí es muy sabroso.   Se prepara en diferentes formas: en Alcapurrias, Croquetas, Torrejas, Mofongo relleno de Cetí, Guisado y las famosas Empanadas de Cetí.   A continuación algunas recetas de este delicioso pececillo:

EMPANADAS DE CETÍ

(20 - 25 raciones)

TORREJAS DE CETÍ

(30 torrejas)

CETÍ GUISADO

(10 - 12 raciones)

PIONONOS DE CETÍ

(5-6 raciones)

Ingredientes:

12  guineos verdes

½  Libra de calabaza

1½  Libra yautía

3  cucharadas de aceite

Achiote

½  taza de sofrito

1  Libra de Cetí

2  Ají picantes

5 o 6 hojas de guineo

Caldo de Cetí al gusto

Procedimiento:   Rallar guineos, calabaza y yautía. Mezclar con aceite con achiote, añadir caldo del Cetí. Limpiar hojas de guineo, sobre la hoja se pone la masa y sobre la masa el Cetí, añada pedacitos de Ají.    Poner en plancha o al horno 350 grados por 15 a 20 minutos.

 

Ingredientes:

1 ½  Libra de Cetí

1 Libra harina de trigo

1 cucharada manteca de achiote

3 ajos molidos

sofrito a gusto sal a gusto agua a gusto (no menos de 1½  taza) Aceite para freír

Procedimiento:   Se fríe en aceite caliente en forma de croquetas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

2  Libras de Cetí

1  cucharita de manteca de achiote

3  cucharadas de salsa

½  cuchara sazón

3  aceitunas

1  Cebolla pequeña

½  pimiento verde

2  ají dulce

¼  Libra jamón

2 cucharadas aceite

Procedimiento:  Todo se pone a sofreír y cuando todo está cocido se le añade el Cetí a fuego lento por 10 minutos. Esta receta si lo prefiere se guisa con coco. Muy sabroso para el paladar.   Para esta se utiliza la leche de un coco seco.

 

Ingredientes:

2 amarillos grandes

½ Libra de Cetí

1 Cebolla

4 ajos molido

1 pimiento verde

2-3 ajíes dulce

2 edas. aceitunas y alcaparras 2 cda. de salsa

2 huevos

112 taza harina de trigo Sal al gusto Sazón al gusto

Procedimiento:  Se parten los amarillos en rabanadas,se fríen inmediatamente se redondean y se pinchan con un palillo de madera.   Se guisa el Cetí con todos los ingredientes del sofrito.   Se prepara la mezcla de harina, agua, huevo y sal a gusto.  Se echa el Cetí en los piononos y se le pone la tapa de la mezcla de harina y huevo, friendo por ambos lados. 

Estas sabrosas recetas pueden ser saboreadas en el Kiolko de LaSertoma durante los días que se celebra el Festival del Cetí.

FESTIVAL DEL CETÍ

UN FESTIVAL DE FAMILIA

Su historia:  En septiembre de 1986 el compañero Delfín Leyva y su esposa Bertha, al regresar del Festival del Ostión en Boquerón comenzaron, durante el camino a elaborar la idea de celebrar el Primer Festival de¡ Cetí. La misma fue presentada en la reunión del Club Sertoma de Arecibo, las que se celebraban en el hoy desaparecido Restaurant "El Gran Café".  La idea fue apoyada por la matrícula.  El reto era inmenso, ya que se quería organizar para el mes de noviembre.  Todos entendimos que los pescadores de Cetí merecían se te reconociera su labor.   Jamás en Arecibo se le había dado la importancia que tiene el mantener viva esta tradición y los fondos obtenidos serían utilizados para obras benéficas. Todos nos dimos a la tarea. El trabajo fue fuerte, los obstáculos también.  Los pesimistas nos veían "naufragando" pero todos los Sertomas trabajamos ardua y desinteresadamente y así cansados y agobiados con tantos preparativos y tan poco tiempo llegó el 2829 y 30 de noviembre y celebramos con gran éxito el Primer Festival del Cetí. Lo demás es historia conocida.   Ya para el Tercer Festival, la actividad se había convertido en la más concurrida y mejor organizada de todo el Area Norte.   Nos vimos en la necesidad de abandonar el área del Fuerte, en el Paseo Víctor Roja, a las orillas de¡ Río Grande, lugar que los pescadores llaman"1a "Boca", donde siempre ha entrado el Cetí y trasladarlo para el Muelle de Arecibo.   Ultimamente el Festival se celebra en la Plaza de Recreo Muñoz Rivera.

Los Carteles (Affiches) de todos los festivales pueden ser observados en la Casa Ulanga de Arecibo.

PESCADORES DE CETÍ A LOS QUE EL CLUB SERTOMA A HOMENAJEADO EN DISTIT0S FESTIVALES

Francisco (Pancho Tiburón) Cruz; Francisco Serrano; Santiago Pérez; Ariostro CruzMiguel Serrano; Andrés (Guayabo) Rivera; Manuel Serrano; Rohaldo Vélez; Andrés Alvarez; Luis Carmuega; Héctor Cueva; Luis López; Rafy Lafuente; Juan Rodríguez; Alberto Goitía; Ricardo Martínez; Ramón Otero; Benjamín Reyes; Delio Pastoriza; Ramón Rodríguez; Angel Rodríguez; Angel Rivera; José Pizarro; Angel Zeno; Vitín González; Ramón González; Raúl Santiago; Carmen Lydia Astor; Marcos H. López; Gerardo Gómez; Julio Velázquez y Fredie López.

Sacado del folleto preparado y editado por el Comité de Publicidad de CLUB SERTOMA DE ARECIBO, integrado por: Francisco Ball, Francisco Rodríguez, Elpidio Reyes y Delfín Leyva.

El Club Sertoma de Arecibo con el interés de facilitarles a nuestros estudiantes, que continuamente están buscando información sobre el Cetí ha elaborado este folleto.   Nuestro propósito es que el mismo además sirva de información a los miles de turistas que anualmente nos visitan en la Villa del Capitán Correa y a los arecibeños que con frecuencia reciben la visita de ciudadanos de otros pueblos interesados en conocer mas acerca de nuestro diminuto pececillo.

HOMBRES ILUSTRES

MARIA CADILLA DE MARTINEZ nació en 1886. Poetisa y escritora, se consagró al estudio del folklore en obras tales como La poesía Popular en Puerto Rico, La Campesina de Puerto Rico, Costumbres y tradiciones de mi tierra y Cantos y juegos infantiles de Puerto Rico. Murió en 1951.

LUISA CAPETILLO, nació cerca de 1880. Anarco-sindicalista y escritora de ideas muy avanzadas para le época en que vivió. Perteneció a la Federación Libre de Trabajadores y cultivó el ensayo, El cuento y El drama. Murrio en 1922.

CAYETANO COLL Y TOSTE, nació en el 1850. Historiador oficial de P.R. De 1912 a 1930, año este último en que murió. Su Boletín histórico de Puerto Rico, obra que conforman 14 volúmenes, es un aporte fundamental A la historiografía puertorriqueña que se publicó entre 1914 y 1927.

JOSE GOMEZ BRIOSO, nació en 885, aunque algunos de sus biógrafos dicen que nació en San Juan. Este médico, educador y político presidió la comisión autonomista que viajó a Madrid en 1897 para fusionar el Partido Autonomista Puertorriqueño con el Partido Fusionista español de Sagasta. Murió en 1930.

FRANCISCO GONZALO MARIN , conocido también como Pachin Marín, nació en 1863, Poeta y mártir de la independencia de Cuba, se unió a la Junta Revolucionaria Cubana en Nueva York, donde trabó amistad con José Marti. Tras la muerte de su hermano Wenceslao fue a pelear a Cuba; allí murió

En 1897 en condiciones trágicas, en la isla de Turiguanó, al norte de Camagüey.

RENE MARQUES , nació en 1919. Prolífico escritor que destacó como dramaturgo, cuentista, novelista y ensayista. Sus dramas más conocidos son La carreta, Los soles trucos y Mariana o el alba, así como el libro de cuentos En una ciudad llamada San Juan, las novelas La víspera del Hombre y La mirada, y el ensayo El puertorriqueño dócil. Murió en 1979.

ANTONIO DE LOS REYES CORREA "El Capitán Correa", nació en la segunda mitad del siglo XVII. Su heroicidad durante el ataque inglés a la Villa de Arecibo en 1702 le valió que la Corona española lo condecorara con la medalla de la Real Efigie y lo ascendiera a capitán. Por él Arecibo sé conoce como la "Villa de Capitán Correa". Murió en 1758.

VICTOR ROJAS , nació en el siglo XIX. Héroe popular, marino de profesión; Según la historia salvó a varios náufragos, por lo cual fue condecorado por España e Inglaterra. Murió loco, en la cárcel.

MANUEL ZENO GANDIA , nació en 1855. Médico, político, periodista y novelista. Criticó duramente a la sociedad de su tiempo en el ciclo de novelas llamado Crónicas de un mundo enfermo, compuesto por "La Charca", "Garduña" y "Redentores". Murió en 1930.

Historia de Arecibo

En la ribera del río que los taínos llamaban Abacoa, hoy el actual Río Grande de Arecibo, existía un poblado indígena gobernado por el cacique Arasibo. La existencia de éste gobernador ha sido negada, pero parece fuera de toda duda que existió. En 1515 el Licenciado Sancho Velázquez, que había llegado poco antes a la isla designado juez de residencia por el Secretario del Rey a cargo de los asuntos de las Indias, Lope de Conchillos, entregó a éste en encomienda al cacique Arasibo y doscientos indios y naborías. En realidad se lo entregó a sí mismo, porque él administró los bienes del Conchillos. Al parecer los alquiló para que realizaran obras públicas. Lo cierto es que todos o casi todos murieron en corto tiempo. Las riveras del Abacoa quedaron, pues, despobladas de taínos.

A mediados de ese mismo siglo, cerca de la desembocadura del río Abacoa, radicaron varios vecinos que se dedicaron a la pesca de tortugas, entonces muy abundantes, y a la cría de ganado. En la Memoria de Melgarejo (1582) dice que en ese lugar moraban unos diez vecinos, lo que quiere decir que habría unos cincuenta habitantes, gente pobre a las cuales robaban los corsarios franceses. La población siguió creciendo a buen paso, porque ya en 1616 contaba con más de 350 pobladores, u ochenta vecinos. El primero de mayo de dicho año (1616) el Gobernador Felipe de Beaumont y Navarra le otorgó el título de pueblo, y se creó la parroquia de San Felipe de Arecibo. El origen del nombre de Arecibo se remonta al nombre del cacique Aracibo y no a su río como algunos erróneamente han establecido. El Río Grande de Arecibo era conocido por los taínos como Abacoa. Treinta años después, en 1647, Diego de Torres Vargas describe a Arecibo como una población fundada en las márgenes del río Abacoa, el mejor que hay en la isla según él dice, ancho, claro, bajo, de buena agua y de buen pescado, con un puerto de costa brava, al cual arribaban pocas naves por estar desprotegido. Otros dirán que porque tenía poco calado. Es tan hermosa la vista que los enemigos la llaman jardín dorado, dice Torres Vargas. Ya para entonces cuenta Arecibo, además de la iglesia, con una ermita dedicada a Nuestra Señora del Rosario.

En 1702 España estaba en guerra con Inglaterra y el 5 de agosto de dicho año, frente a la población, dos naves inglesas echaron al agua dos lanchas de desembarco que, entre soldados y marinos, conducían unos cuarenta hombres con el propósito aparente de tomar la población, entonces sólo protegida por unos treinta milicianos a caballo. El teniente a guerra y jefe de las milicias Antonio de los Reyes Correa convocó sus fuerzas e hizo una emboscada a los ingleses que habían desembarcado, los atacó y rechazó, persiguiéndolos hasta dentro del mar. En el combate murieron veintidós ingleses; les ocuparon una lancha y numerosas armas. Los defensores sólo sufrieron un muerto y tres heridos. El valeroso de los Reyes Correa fue condecorado con la medalla de la Real Efigie y ascendido a capitán de infantería. Desde entonces Arecibo es llamada la Villa del Capitán Correa.

El 14 de enero de 1778, por real cédula, se concedió a esta población él titulo de Villa, aunque no fue hasta el 1802 que se integró como tal.

Hacia el 1805 los barrios de este municipio eran los siguientes: Alza-rabo, Burrada, Camuy, Cuatro Calles, Domingo Ruiz, Factor, Hato Viejo, Jagual, Miraflores y Santana. Más tarde el poco elegante nombre de Alza-rabo se cambió por el de Cambalache; Burrada se llamó Islote; Cuatro Calles, Tanamá; y Domingo Ruiz, Jagual. Los llamados Factor, Santana y Miraflores, se dividieron para crear otros.

La epidemia de cólera morbo que arribó a la isla a través de Naguabo en 1855 no llegó a Arecibo hasta el último día del año, pero en poco tiempo mató a más de 1,500 vecinos. Fue necesario improvisar un cementerio para los apestados. Los cadáveres eran conducidos al Campo santo en carretas y enterrados en grandes zanjas abiertas en la arena.

En 1876 la población contaba ya con iglesia y tres ermitas. La primera había sido erigida de mampostería y ladrillo en 1846, pero fue arruinada por sismos que ocurrieron ese mismo año y en 1859. Fue reedificada en 1882.

La economía de Arecibo, el municipio más extenso de Puerto Rico, depende de varios factores: en primer lugar se encuentran las industrias, sobre todo aquellas que elaboran productos, eléctricos, electrónicos, de metal, instrumentos médicos y otros. Otros factores importantes son la prestación de servicios, el comercio y la agricultura; en esta última destacan las explotaciones ganaderas, el cultivo de frutas y en años recientes, el de arroz (industria que no tuvo mucho éxito), la pesca también hace su aporte a la economía arecibeña, aunque en escala menor. Como en la mayoría de los municipios situados en la zona costanera, en el pasado la caña de azúcar fue factor determinante en su desarrollo económico; en Arecibo existió la central Cambalache.

En el 1986 Arecibo contaba con 78 instituciones educativas, cuatro de ellas de educación superior; siete facilidades de salud (4 hospitales, una unidad de salud pública, un centro de rehabilitación y un centro de salud menta). En cuanto a comunicaciones, dispone aeropuerto, autopista, carreteras de primer y segundo orden, estaciones de radio y televisión y servicios de correos, teléfono, cable TV y Internet con acceso local.  

Historia licorera de Arecibo

Por: José Víctor Oliver

En el mes de mayo de 1862, se fundó en Arecibo una sociedad en comandita bajo el nombre de Roses y García. Dos jóvenes mallorquines que vinieron a Puerto Rico en el año 1857 y que después de trabajar por algún tiempo en San Juan vinieron a trabajar a Arecibo en donde un tío de uno de ellos tenía un negocio de víveres. Los jóvenes eran Miguel Roses Bisbal y Sebastián García, después de trabajar por algún tiempo en Arecibo los dos jóvenes le compraron el negocio al tío de uno de ellos y establecieron la sociedad. El negocio les fue muy bien y para el año 1866 se trajeron a otros dos jóvenes mallorquines, Antonio Roses Bisbal y Juan Rubet. El primero de estos dos era hermano de Miguel Roses Bisbal. En el año 1868, se hizo una nueva sociedad la cual se componía de los cuatro jóvenes arriba mencionados bajo el nombre de Roses, García y Compañía. Los cuatro nuevos socios resultaron ser unos trabajadores extraordinarios y en poco tiempo levantaron un negocio que cubría varios campos comerciales.

Para aquella época habían en Arecibo varias Haciendas. Muchas de ellas producían azúcar moscabada y aguardiente. El aguardiente se lo vendían a comerciantes que tenían sus plantas de licores, algunos de los cuales envejecían el aguardiente y el producto se vendía como ron. Las haciendas que fabricaban el aguardiente tenían su alambique de tipo cabezote y la calidad del aguardiente dependía del tipo de alambique y de la habilidad del personal que operaba el alambique. Entre las haciendas que fabricaban aguardiente se encontraban: Puente Bagazo, San Francisco, Las Claras, San Gabriel, Teresa, Santa Bárbara, Las Lisas y otras más.

Allá para el año 1868 Roses, García y Cía., montaron un departamento de licores y empezaron a envejecer aguardiente y a fabricar ron. El producto lo vendían como Ron de la Casa de Roses. En el 1871, Roses, García y Cía. le arrendaron la Hacienda Anones a Don José María Figueroa por el precio de $1,000.00 pesos anuales y así se dedicaron a fabricar moscabada y aguardiente. Con el correr de los años la calidad de los rones fue mejorando poco a poco.

En el año 1889, Don Miguel y Don Antonio Roses Bisbal compraron, en pública subasta, la Hacienda Santa Bárbara por la cantidad de 22,000 pesos españoles. Los dos hermanos fundaron una sociedad agrícola industrial. La Hacienda Santa Bárbara producía azúcar cruda y aguardiente. En noviembre de 1890, murió Don Miguel Roses. Cada uno de los dos hermanos tenían un 50% en la sociedad y al hacer la liquidación de los bienes Don Antonio Roses adquirió la totalidad de la sociedad agrícola industrial. A principios del año 1892, Don Antonio Roses Bisbal decidió retirarse a vivir a Barcelona, España. Cesó como socio gestor en Roses y Cía. y nombró un apoderado para que le administrara la Hacienda Santa Bárbara.

Al establecerse en Barcelona, España, decidió comprar un alambique de

destilación continua marca Egrot y Guillen, el cual se instaló en la Hacienda

Santa Bárbara. Entonces la nueva sociedad de Sucesores de Roses y Cia. le arrendó la Hacienda Santa Bárbara a Don Antonio Roses Bisbal y así fue como Roses empezó a destilar su ron en el nuevo alambique de destilación continua. En el año 1891, Roses había sacado por primera vez un ron bajo una marca de fábrica "El Ron Llave" y de inmediato empezó a vender dicho producto en Arecibo y en otras partes de la Isla. En el año 1893, Sucesores de Roses y Cía exportaron el Ron Llave a España y le suplían dicho producto a la Real Casa Española. En el año 1894, la Real Casa Española autorizó a Sucesores de Roses y Cia. a utilizar el Escudo de la Real Casa Española en la etiqueta del Ron Llave y documentos relacionados con el Ron Llave. Dicha autorización está en mi poder.

A partir de esa fecha Roses nombró un distribuidor de Ron Llave en San Juan y las ventas del mismo fueron muy buenas. Roses estuvo destilando el Ron Llave en la Hacienda Santa Bárbara hasta el año 1901. Surgieron problemas con la disposición de los mostos de residuo de la destilación que se tiraban al río. Como solución al problema Sucesores de Roses decidieron adquirir un nuevo alambique francés marca Barbet de mayor capacidad el cual se montó en la Central Plazuela en Barceloneta. En dicho alambique estuvo destilando Roses desde el año 1901 hasta el año 1906. Para esa fecha, ya había empezado a trabajar la Centra Cambalache y habiendo mieles disponibles en Arecibo, Roses adquirió unos terrenos en el barrio Miramar de Arecibo y allí construyó una nueva destilería. El alambique Barbet que estaba en la Central Plazuela se instaló en Arecibo. A principios de este siglo en Arecibo había otra destilería de los Hermanos Damián y Juan Pizá y el nombre de la misma era Destilería Los Caños. Esta se encontraba instalada en terrenos de los Hermanos Pizá y más o menos su localización era en donde estuvo por muchos años el Garaje de Don Restituto Fernández. En Arecibo habían varias licorerías: Roses & Cía. Pizá Hermanos, Lago y Cía., Barceló y Cía. y los hermanos Marqués Arbona. Roses vendía el Ron Llave,

Ron Pizá, J. Lago y Cía vendían el Ron Lago de Oro (el cual tenía muy buena aceptación en el mercado loca) Barceló y Cía vendían el Tres Estrellas y el San Isidro y los hermanos Marqués Arbona vendían el Ron Cañón.

Para el año 1911 un grupo de licoristas se reunieron con la idea de formar una corporación que se dedicara únicamente a la destilación de ron, cuyos licoristas fueran los accionistas de la corporación. La firma de Sucesores de Roses y, Cía. y la destilería Caños de los Hermanos Pizá decidieron formar parte de dicha Corporación. También se unieron los Hnos. Romaguera de Ponce. Estos tenían una pequeña destilería en aquella ciudad, pero al ingresar como accionistas en la nueva corporación, la destilería de Ponce se cerró. También se cerró la Destilería Los Caños y la Destilería Miramar de Roses y Cía. fué la que se seleccionó para ser la destilería de la nueva corporación. Esta nueva corporación fue la Puerto Rico Distilling Co. Inc., la cual nació en febrero 2 de 1911. La Puerto Rico Distilling Co. Empezó sus operaciones y le suplía el destilado crudo a las licorerías que formaban parte de la Corporación pero también le vendía a otras firmas licoreras que habían en Arecibo y en otras partes de la Isla. Entre los clientes que tenía la P.R. Distilling Co. podemos mencionar las que estaban ubicadas en Arecibo pero también se le vendían los espíritus destilados a Don Edmundo B. Fernández que fabricaba el ron Barrilito en Bayamón, Don José González Clemente que fabricaba el Ron Superior en Mayagüez. Además de fabricar los espíritus destilados para la industria licorera en P. R., la P. R. Distilling obtuvo permiso para fabricar alcohol desnaturalizado para suplir las necesidades de la isla y para exportar a los E. U.

Así llegamos al año 1918. En E. U. se aprobó la Ley poniendo en vigor la prohibición de bebidas alcohólicas. Aquí en Puerto Rico se hizo lo mismo y se sometió un referéndum a la ciudadanía y se presentó un proyecto de Ley que se conoció como el proyecto del coco y la botella. El coco representaba establecer la prohibición de producir e introducir licores en la Isla, y la botella que se quedara la Ley como estaba. El referéndum favoreció al coco por poco margen. Así se estableció la prohibición en Puerto Rico. A todas las licorerías se les dió la oportunidad de liquidar su inventario en un período de un año. La ley estuvo en vigor en nuestra querida Isla hasta el 1934. Todos los que tuvimos la oportunidad de vivir aquella época sabemos que el contrabando en P. R. funcionó al igual que en los E. U. El licor producto del contrabando se conseguía sin dificultad alguna. Aquí en P. R., podemos mencionar propiamente en Arecibo, habían puntos bastantes conocidos en donde se podía conseguir Whisky escocés, coñac francés, brandys españoles y licores de otras clases. En Puerto Rico también empezó a fabricarse el Ron Cañita en los campos de toda la Isla. Llegamos así al año 1934 cuando en marzo de dicho año se abolió la Ley de la Prohibición. Durante los años 1918 al 1934 la Puerto Rico Distilling Co. se dedicó exclusivamente a fabricar alcohol industrial y exportarlo a E. U. También vendían un alcohol desnaturalizado para ser usado en las fábricas de pintura de E. U.

Por varios años la Puerto Rico Distilling Co. estuvo fabricando el alcoholado Santa Claus. En el 1923, sacó al mercado el alcoholado Superior 70 y llegó a fabricar 263 marcas más pero en pequeñas cantidades. Todavía a esta fecha el alcoholado Superior 70 sigue siendo el de mayor venta en P. R.

Tan pronto quedó eliminada la prohibición la P. R. Distilling empezó a fabricar espíritus destilados para suplir dicho producto a aquellas licorerías que volvían a montar sus plantas y poner sus nuevos productos en el mercado. La Sociedad Sucres de Roses y Cía había cambiado a Roses & Cía, Sucrs. En el año 1928 y después del huracán San Felipe, en el 1928, Roses y Cía, Sucres sufrió grandes pérdidas. Fue así que los socios de Roses decidieron liquidar la sociedad.

Mi padre, el Sr. Lorenzo Oliver Roses, quien vino a P.R. a la edad de 15 años en el año 1891 y mi tío Don Andrés Oliver Roses fundaron la corporación Roses & Cía, Inc. Se hicieron cargo de todos los activos de la sociedad y la nueva corporación siguió operando el departamento de provisiones, ferretería y otros valores. En la nueva corporación cada uno de los dos hermanos tenia un 50% de las acciones. Mi tío, Andrés Oliver, vino a Puerto Rico en el año 1885 a la edad de 14 años y empezó a trabajar en la casa de Roses. Mi padre vino en el año 1891. Los dos hermanos Oliver Roses eran sobrinos de los fundadores de la casa de Roses. Mi padre, al poco tiempo de estar aquí, Roses & Cía lo mandó a estudiar a E. U. Lo primero que hizo fue aprender el inglés y cuando se encontró suficientemente preparado ingresó en el Eastmant National Business College en Poughkeepsie. Allí se graduó de perito mercantil en el 1894. En mi oficina tengo el diploma de mi padre. Trabajó unos meses en N. Y. con una firma importadora y exportadora y cuando ya tenía alguna experiencia, el Sr. Roses Bort, As., Quien era socio gestor en el año 1895, le pidió que se viniera a trabajar a P. R., ya que todos los estudios fueron pagados por Roses y Cía., Inc.

Al quedar eliminada la prohibición en el 1934 Roses y Cía, Inc. preparó su fábrica de licores y oportunamente salió al mercado con el Ron Candado. El licorista que trabajaba con Roses antes de la prohibición había fallecido y los nuevos oficiales en Roses & Cía, Inc. eran personas jóvenes que no habían tenido experiencia en la fabricación de los licores. Cuando la Corporación acordó abrir de nuevo el departamento de licores, decidieron traer un licorista de Cuba y obtuvieron los servicios de uno que venía muy bien recomendado. Así Roses & Cía. salió al mercado con el ron bajo la marca Candado. Al principio, según informes que tengo, todo marchaba muy bien, pero entonces surgieron varios problemas y el resultado fue que la venta del Ron Candado no tuvo el éxito que se esperaba. Oportunamente tuvieron que prescindir de los servicios del licorista cubano y se consiguió uno que había trabajado con la firma. Lago y Cía, antes de la prohibición. Fue entonces que Roses y Cía salió al mercado con un producto bueno, el Ron Llave. En febrero de 1937, falleció mi tío Andrés Oliver Roses. Para esa época el negocio de provisiones y ferretería de Roses y Cía estaba operando con éxito, pero la licorería prácticamente estaba empezando de nuevo y hubo que esperar que las acciones que tenía mi tío en la corporación se distribuyeran entre los respectivos herederos y entonces poder planificar el futuro de la corporación.

Pasado algún tiempo, a fines del año 1939, ya yo llevaba trabajando casi tres años en la Puerto Rico Distilling Co. y desempeñaba la posición de asistente del presidente (quien era mi padre, el Sr. Lorenzo Oliver Roses). Yo estaba en contacto continuo con la venta de espíritus destilados que se le vendían a las distintas licorerías en Puerto Rico y como es natural me compenetré en las operaciones de las mismas. La mayor parte de ellas eran clientes de la Puerto Rico Distilling Co.

Hice un estudio de la licorería de Roses & Cía y llegue a la conclusión de que dicha licorería, con el producto que tenía bajo la marca Ron Llave, si tuviera una buena administración y capital de operación necesario, tendría muy buena oportunidad de éxito en el mercado de Puerto Rico.

Como dije anteriormente, el negocio de ferretería de Roses & Cía marchaba muy bien y el de provisiones mantenía su buen margen, por consiguiente la firma no tenía capital necesario para respaldar el negocio de licores. Se me ocurrió la idea de formar una nueva corporación en la cual yo participara. En primer lugar invité a mi padre, y después a otros amigos para que adquirieran acciones en la nueva corporación. Yo tenía un pequeño capital y conseguí dinero a préstamo y se fundó la Licorería Roses Inc. a principios de 1941. Conseguí el personal que creí preparado para operar la nueva corporación. La Corporación empezó con un capital de $50,000.00. Empezamos a trabajar con mucho entusiasmo. Los primeros resultados puedo decir que fueron extraordinarios, mucho mejor de lo que habíamos anticipado.

Al poco tiempo de terminada la prohibición, la Puerto Rico Distilling Co. y una corporación del estado de la Florida, la Florida Cane Products, formaron una corporación bajo el nombre de Ron Rico Corp. Esta corporación se inscribió en San Juan, Puerto Rico y cada uno de los que formaron la nueva corporación tenían el 50% de las acciones comunes. Se hizo un contrato mediante el cual la Ron Rico Corp. le compraría el ron acabado de destilar a la Puerto Rico Distilling Co., empezaría el proceso de envejecer el ron antes de salir al mercado como su nuevo producto. Cuando lo creyeron conveniente, se puso en el mercado el Ron Rico y aunque salió al mercado en Puerto Rico, la idea era llevarlo al mercado de los E.U. A principios de 1935, la Ron Rico Corp. hizo un contrato con la firma McKesson & Robbins de Nueva York. Esta compañía tenía casas distribuidoras en varios estados de los E. U. Tuvieron mucho éxito en la venta del Ron Rico. El primer embarque fue en el 1935. Durante los años 1935 a 1941 la Ron Rico Corp. tuvo mucho éxito y de acuerdo con las estadísticas de esos años fue la corporación de Puerto Rico que más ron vendió en los E. U.

Cuando se terminó la prohibición en Puerto Rico algunas de las viejas firmas licoreras decidieron volver a fabricar ron para la venta en Puerto Rico. Tenemos el caso de Barceló & Cía que empezó vendiendo el Ron Palo Viejo. Don Juan Pizá, con su cuñado, Don Juan Portela, formaron la corporación J. M. Portela y Cía, con el Ron Pizá y como ya dije anteriormente Roses empezó con el Ron Candado.

Posteriormente, Portela sacó el Ron Portela. Barceló tuvo mucho éxito con el Ron Palo Viejo el cual tenía un precio popular. En el caso del Ron Portela era un ron tipo oro y se vendía a un precio superior pero no en las cantidades en que se vendía el Palo Viejo. La firma de Barceló y Cía tuvo una gran ventaja al empezar sus operaciones porque uno de sus socios, el Sr. Andrés Barceló, había estado operando un negocio de rones en la República Dominicana, de manera que terminada la prohibición en Puerto Rico, él fué el que se hizo cargo del departamento de licores de Barceló y Cía. Para el 1936, Barceló y Cía en unión a Don Antonio Marqués Arbona formaron una corporación, Barceló Marqués y Cía. y fabricaron una destilería en Camuy, en terrenos adyacentes a la Central Río Llano.

Volviendo ahora a la Licorería Roses & Cía, en el año 1941 las ventas del Ron Llave continuaron mejorando y para el mes de agosto de dicho año las ventas estaban más o menos en una 4,500 cajas de ron mensuales.

En diciembre 7 de 1941 estalló la Segunda Guerra Mundial. Las ventas de ron continuaron en aumento, y ya para principios de 1942, Roses llegó a vender entre tinas 7 u 8 mil cajas mensuales. Debido al conflicto de la guerra, la industria licorera en los E. U. tuvo que trabajar para el esfuerzo de guerra y por consiguiente la industria licorera se vio afectada, porque no había forma de reproducir aquella cantidad de licores que todas las firmas americanas continuaban vendiendo en el mercado de los E. U. Esto creó una demanda temporera por productos (rones) en el Arca del Caribe. Cuba tenía varias fábricas de rones y pudieron participar de dicho mercado. También los fabricantes de rones en Puerto Rico se les abrió su mercado y tenían la ventaja de que el ron que se exportaba a E.U. no tenía que pagar impuestos de aduana. Por otro lado, el World Production Board del gobierno federal empezó a asignar cuotas a los fabricantes de Puerto Rico. Las cuotas limitaban las compras de espíritus destilados, botellas y tapas. También existía una Ley mediante la cual una caja de ron que se vendía en Puerto Rico en el mercado local no se le podía subir el precio pero si esa misma caja uno la exportaba a E. U. podría cobrar un nuevo precio. El resultado de esto fue que algunas pequeñas fábricas en Puerto Rico decidieron vender parte de su producción anual en el mercado local, pero también vender otra parte en el mercado de E. U. lo cual representaba mayores beneficios.

A principios del año 1941 la Ronrico Corp. le compró a la P. R Distilling el terreno suficiente para fabricar una nueva planta de embotellado. Se prepararon los planos y se empezó la construcción de la misma. Cuando estalló la guerra ya esa planta estaba casi terminada, y aunque el gobierno federal congeló la construcción en Puerto Rico, la Ronrico no tuvo problema porque ya el edificio estaba casi terminado. A mediados del 1942, la Ronrico inaguró la nueva planta.

Al Ronrico mover su planta para la que acababa de construir, yo compré el edificio, Licorería Roses compró el equipo de embotellar y tanques que habían sido de la Ronrico, Y así Licorería Roses empezó también operaciones en dicha planta a fines del año 1942.

Durante todo el período de la guerra la P.R. Distilling destiló todas las cuotas de sus clientes que incluía a Licorería Roses y la Ronrico Corp. En el caso de Licorería Roses quiero aclarar que casi toda la totalidad de la producción de ron durante el período de la Guerra, Licorería Roses vendió el Ron Llave en el mercado local y solamente vendió algunas partidas pequeñas en el mercado de E. U. El interés de la Corporación fue en todo momento concentrarse en el mercado local pensando en el futuro de la compañía. Durante los años siguientes, Licorería Roses siguió aumentando la venta del Ron Llave en Puerto Rico y así, ya para el año 1950, yo diría que el Ron Llave y el Ron Palo Viejo estaban a la par en el mercado de ron en Puerto Rico.

Para el 1952, el mercado local seguía controlado por Barceló Marqués con su ron Palo Viejo y Licorería Roses con el Ron Llave. Entre esas dos marcas se vendían alrededor de 750 mil cajas al año. Las dos corporaciones eran arecibeñas y varios de los dueños eran de descendientes de mallorquines. Surgió la idea de fundir las dos corporaciones. Se empezaron las negociaciones y casi se llegó a un acuerdo. Desgraciadamente surgió un malentendido y se terminaron las negociaciones. Creo que si se hubiese hecho la fusión el éxito hubiera sido extraordinario. Aproximadamente para el año 1948 la corporación Joseph E. Seagrams & Associate, compañía canadiense, la cual había comprado una destilería pequeña que estaba en Cabo Rojo, construyó unos edificios y puso muchos barriles de ron a envejecer. Cuando lo creyeron conveniente, salieron al mercado con un ron bajo la marca Christopher Columbus. Trataron de venderlo en el Mercado de E. U. y P.R. El resultado fue un desastre. Posteriormente salieron al mercado con las siguientes marcas: Oro Nativo, Reserva Especial y finalmente en julio de 1953 con la marca Cacique. Ninguna de ellas tuvo éxito en el mercado local.

En vista de esa situación, el presidente de la Seagrams mandó un experto en mercadeo para que le hiciera un estudio de la situación. Así se hizo y le recomendaron dos posibles soluciones. La primera era que vendiera el inventario del ron que tenía en los almacenes al mejor precio posible y liquidara el resto de los activos en la planta que tenían en Cabo Rojo, y la segunda, que tratara de comprar una licorería en P. R. que tuviera ya alguna marca establecida y así poder seguir participando en la industria de ron en Puerto Rico.

El presidente de la Seagrams se decidió por la segunda, y mandó a Puerto Rico a una persona de su entera confianza a hacer las gestiones necesarias para ver si podría negociar con alguna entidad de la industria del ron de P. R.

En mayo de 1954, recibí una llamada de San Juan en donde me pedían una entrevista con un representante de Seagrams. No tuve objeción alguna, y dos días después asistí a la oficina de un prominente abogado de San Juan. Tuve la oportunidad de conocer al Sr. Noah Torno, de Toronto, Canadá. El venía en representación del Sr. Samuel Bronfman, Presidente de la corporación canadiense Seagrams. Conmigo estaba el Sr. José A. Canals, tesorero de la P. R. Distilling Co.

El Sr. Torno indicó su objetivo y quería saber si nosotros consideraríamos la venta de la P. R. Distilling Co. La Ronrico Corp. y Licorería Roses Inc. Lógicamente, le indiqué que yo tenía que llevar su mensaje a la junta de Directores de las compañías envueltas. Le mencioné si ellos considerarían hacer un "merger", a lo cual él me contestó que no, y que lo que querían era comprar. Terminamos la reunión y quedé en comunicarme con el Sr. Torno tan pronto como tuviera información que darle.

Llevé el mensaje a las juntas de directores de la P. R. Distilling Co. y Licorería Roses. Fuí autorizado por las juntas a negociar la venta de las corporaciones. Estuve negociando con el Sr. Torno durante varios meses (mayo a nov. de 1954). Cuando nos reunimos en noviembre, y cuando ya estábamos casi de acuerdo, para sorpresa mía, me dijo que ahora que ellos querían era hacer un "merger" y que yo fuera la persona que estuviera en la dirección de la nueva compañía. Debo mencionar que mientras el Sr. Torno negociaba con migo, también negociaba con Barceló Marqués. Nosotros estuvimos ajenos a dicha negociación. Posiblemente Barceló Marqués también estaban ajenos a la negociación nuestra. Cuando nos reunimos el Sr. Torno, éste me enseñó la opción de compra que tenía de Barceló Marqués. Que ahora comprando a Barceló Marqués ellos aportaban también una marca de ron bien establecida en el mercado local.

Se preparó un plan de fusión, en el cual al accionista se le brindaban dos alternativas (me refiero a los accionistas de P. R. Distilling y Licorería Roses). La primera, al que quisiera vender las acciones se le compraban las misma y el otro plan, se le daban acciones de la nueva corporación (Puerto Rico Distillers Inc.) en las mismas condiciones en que se me daban a mí y a otros oficiales que se quedaban conmigo en la nueva corporación.

En mi caso, yo dejaba el 80% de mi capital en la nueva corporación. Hicimos un contrato, en el cual se estipulaba, que a los quince años de estar funcionando la corporación yo venía obligado a vender mis acciones, y la corporación a comprármelas bajo una fórmula aprobada por ambas partes.

Algunos accionistas de Puerto Rico Distilling Co., y Licorería Roses, Inc. decidieron vender sus acciones, pero otros se quedaron como nuevos accionistas de la Puerto Rico Distillers, Inc. Esta, como corporación matriz, empezó a trabajar el 1ro. de marzo de 1955.

El resultado de la fusión fué un gran éxito. La competencia que había anteriormente entre el ron Llave y el Palo Viejo muy hábilmente se fue eliminando, aunque no totalmente. En ese año, venció el contrato de distribución que tenía la Ronrico Corp. con McKerson & Robbins en E.U.

Para dicha fecha, McKerson vendía alrededor de cien mil cajas de Ron Rico en las E. U. La General Wine & Spirits Corp., una de las firmas distribuidoras de la Seagrams, se hizo cargo de la distribución del Ron Rico en E. U. Esta corporación era la que distribuía el whisky escocés Chivas Regal.

Con el correr de los años todo marchaba muy bien. Se hicieron muchas mejoras a la planta, y se consolidaron algunas operaciones. Sacamos también nuevos productos en el mercado. Abrimos una planta en donde fabricamos licores: crema de cacao, crema de menta, anís y otros más. También empezamos en Puerto Rico la fabricación del Vermouth Cinzano y pusimos en el mercado el vino de piña Parlier. La planta de jugo de piña en Barceloneta nos suministraba el jugo y nosotros hacíamos un brandys de piña. Se fermentaba el jugo y entonces fortificábamos el jugo fermentado para elevar el por ciento de alcohol en el producto final. También empezamos a hacer la Ginebra Calbert y la Vodka Nicolai.

En el año 1960, se instalaron en la destilería de Arecibo dos columnas de destilación marca Lumus, las cuales estaban construidas de acero inoxidable. Con anterioridad a esta fecha, la P.R. Distilling tenía una capacidad de destilación de 17 mil galones mil galones prueba de ron en 24 horas. Con la expansión que hicimos se aumentó a 30 mil gls. prueba en 24 horas. En la destilería en Camuy instalamos una planta nueva de embotellado con su correspondiente maquinaria. En Arecibo se construyeron dos edificios para aumentar la capacidad de los barriles en proceso de envejecimiento. En el año 1967, salimos al mercado con el ron Granado de una calidad muy buena. Posteriormente a este ron se le aumentó la edad, y salió al mercado el Granado 4 años Viejo. Considero que este ron era de una calidad extraordinaria.

Aprovecho la oportunidad para mencionar a una persona que fue uno de los accionistas pricipales en Barceló Marqués y Cía. Esta persona fue la que me sugirió el nombre de Granado que fue el que se le dió al ron que pusimos en el mercado. Esta persona todavía vive y fue un compañero de escuela mío, el Sr. Guillermo Marqués Muñoz.

Cuando se acercaba el período de los 15 años de yo estar con la Puerto Rico Distillers, Inc. pensé en mi futuro. Yo estaba obligado a vender mis acciones en marzo 1ro. de 1970. Estaba por cumplir 58 años, y aprovechando que iba coger unas vacaciones y a visitar los países nórdicos, pensé en reunirme con la Seagrams en Nueva York y manifestarle mis planes en retirarme. En reunión con ejecutivos de la Seagrams les manifesté mis planes. La reacción de ellos fue que bajo ningún concepto querían que yo me retirara. Que los 15 años de asociación con ellos habían sido magníficos y que decididamente querían que yo continuara. Les indiqué que yo lo pensaría y que al regreso de mi viaje a Europa volvería a reunirme con ellos.

En el transcurso de mi viaje, tuve la oportunidad de cambiar impresiones con otros dos amigos que viajaban con nosotros. Considerando una serie de factores, estuvo de acuerdo con mi retiro en la Puerto Rico Distillers. A mi regreso a Nueva York, volví a reunirme con los ejecutivos de la Seagrams, y les volví a manifestar mi decisión. Ellos pues aceptaron mi decisión, pero entonces después de aceptar comprarme las acciones me pusieron cuatro condiciones:

1. Dejar un bloque de acciones sin vender, de manera que yo siguiera apareciendo como accionista de Puerto Rico Distillers.

2. Me quedaba en la Puerto Rico Distillers como consejero de la corporación y con una magnífica remuneración.

3. Que en la nueva junta de Directores aceptara la posición de presidente de la junta (chairman of the board).

4. Que les recomendara la persona que me sustituiría en la presidencia de la Puerto Rico Distillers Co.    Como ustedes comprenderán esta fue una oferta a la cual se me hizo muy difícil decir que no. Todo lo que planificamos fue llevado a cabo, y continué asociado con la Puerto Rico Distillers por un período de diez años adicionales, hasta junio 30 de 1980.

Al momento de mi retiro, la Puerto Rico Distillers Inc. estaba vendiendo alrededor de un millón de cajas de ron en los E.U. y otro millón de cajas de ron en Puerto Rico.

La persona que me sustituyó fue el Dr. Herminio Brau.

La corporación siguió operando, pero con posterioridad surgieron algunos problemas, y uno de ellos fue el requerimiento que le hizo la EPA de que se instalara en la destilería en Arecibo, una planta para tratar los mostos de la destilería que se tiraban al océano. Puedo decir, que en los muchos años que operó la Puerto Rico Distillers Co., nunca surgieron problemas con la disposición que se hacían de los mostos. La EPA insistió, y amenazó con imponer una multa de $15,000.00 diarios por cada día que se volviera a destilar en Arecibo.

En el 1980, cuando yo me retiré definitivamente, la Seagrams me pidió que continuara formando parte de la Junta de Directores de la Puerto Rico Distillers Inc., a lo cual no tuve inconveniente en aceptar. Para el año 1985, presenté mi renuncia en la junta de Directores y poco tiempo después la Puerto Rico Distillers Co. le vendió todos sus activos, excepto la marca Ronrico, a la firma Serrallés.

Señores, este fue el final de la industria licorera en Arecibo. Con posterioridad, el municipio de Arecibo compró la destilería que había en Arecibo y cuyo terreno consta de 17 cuerdas y en donde hay 28 edificios.

Con gran dolor tengo que decir que desapareció en Arecibo una industria que por tantos años fue la fuente de ingreso para muchas familias.

En los años que estuve con la industria licorera, cuarenta y cuatro años, tuve a mí alrededor personal extraordinario, desde el más alto rango, hasta el más humilde trabajador. No menciono nombres porque la lista sería extensa y para no caer en el error de no mencionar el nombre de alguno de ellos.

Aprovecho la oportunidad para ratificar y decir gracias, muchas gracias a todos aquellos buenos compañeros por la eficiencia, cariño y lealtad para con la compañía y por la cooperación que siempre me brindaron.

José Víctor Olivar Ledesma

Biografía

Nace José Víctor el 14 de mayo de 1912 en la calle de Diego, en casa contigua al Edificio Oliver, a donde pasa a vivir, poco después de nacer, cuando se termina el edificio.

Recorre las escuelas del Arecibo de aquellos años: Las Coloncitas, de la calle Betances y el Colegio Católico del Padre Resach.

Pasa luego a vivir un año y pico en España y asiste a Los Maristas de Barcelona, donde empieza a interesarse por el balompié deporte en que tenía gran maestría.

Al regreso de España vuelve al Colegio del Padre Resach pero en 1923 pasa a la Escuela Lincoln. Para el 7mo. grado pasa a la Escuela Jefferson, donde cursa también el 8vo. grado en 1927, año en que comienza la Escuela Superior. Se gradúa en el 1931.

Se gradúa de ingeniería en Cornell en junio de 1936, siendo excusado de los exámenes del último año. El flamante ingeniero empieza a trabajar ese verano en la Central Cambalache, cuando era presidente su tío Andrés Oliver y administrador Cesáreo García. Su sueldo era de $25.00 semanales.

Pero el destino hizo que José Víctor se encaminara al área del ron y en el 1937 ya es Tesorero de la P. R. Distilling, ganando $200.00 mensuales. Aquí seguiría por muchos años, en carrera meteórica que le hizo desarrollar las tremendas potencialidades que tenía por su gran inteligencia y astucia financiera.

José Víctor se convierte muy joven en un capitán de la industria. Viaja continuamente a San Juan y los Estados Unidos atendiendo asuntos de gran envergadura. En 1941 es el primer presidente de Licorería Roses que adquiere de Roses y Cía. el negocio de ron. La Distilling organiza una subsidiaria que se llamó Ron Rico Corporation que fue pionera en el desarrollo del mercado de ron boricua en Estados Unidos. Viene más tarde la fusión con otro gigante arecibeño de la industria: Barceló Marqués y la potente empresa norteamericana Seagrams y surge la Puerto Rico Distillers.

Siguió por años unido a Seagrams gozando de la total confianza de estos importantes industriales hasta su total retiro de la industria del ron, pero siguió activo en sus otros negocios, ferreterías, urbanizaciones, etc.

Como corresponde a un amante de la historia y por obra de Cupido, se casa José Víctor con Blanca Miguelina Correa, de la familia del héroe arecibeño del siglo XVIII. De este matrimonio nacen Vitín, Edgardo y Frances, que han dado a la pareja numerosos nietos y ya biznietos. Ha sido un matrimonio feliz y generoso, preocupado siempre por el bienestar de sus descendientes. A su iniciativa y ayuda se debe que el Asilo San Rafael esa institución tan necesaria, en estos años, haya sobrevivido en estos tiempos tan difíciles. Su visión de futuro ya lo hace estar madurando planes para trasladar el Asilo a un sitio más propio para los asilados y que pueda albergar un número mayor de personas.

Y vamos a terminar citando a un filósofo español cuando cumplió 80 años. Se trata de Julián Marías discípulo de Ortega, que decía:

"Cuando se llega a la vejez

se conoce en su conjunto la

estructura de la vida, que antes

se había visto en fragmentos ".

José Víctor está como Julián Marías,

examinando la vida pasada en su conjunto.

Símbolos Oficiales de Arecibo

Escudo

Escudo de Arecibo

El origen del escudo de Arecibo se remonta al 1803, cuando los arecibeños le hacen una solicitud a tal propósito a S.M. Carlos IV. Su descripción es la siguente:

Los colores de la bandera se derivan del escudo de la ciudad. Está dividido en dos partes iguales: una es de color azul y la otra de amarillo. En esta última parte, figuran quince rombos, tocándose sus vértices, colocados horizontalmente y organizados en cinco hileras, también verticales de tres piezas cada una. El escudo de la ciudad podrá colocarse en el centro de la mitad azul.

Arecibo ha tenido el privilegio de tener como Alcaldes hijos de nuestra patria, y otros procedentes de otros lugares, que han dejado su huella en la historia como primeros ejecutivos de nuestra ciudad.

El sistema de gobierno de Arecibo durante el siglo XVIII fue a través de los Tenientes de Guerra.  Este sistema se prolongó hasta fines del año 1802 con la creación del Ayuntamiento por orden de la Corona.  No se tienen datos sobre los Tenientes de Guerra anteriores al año de 1708 debido a los terremotos y ciclones de diferentes épocas anteriores a este año.  Estos desastres naturales destruyeron y deterioraron documentos, libros y papeles muy importantes.

Alcaldes de Arecibo - 1802 - 2000

Alcalde - Año Alcalde - Año Alcalde - Año
Juan Lorenzo Olmo (1802) Luis de Ealo Domínguez Manuel Viñas Caamaño (1916)
Manuel de Rivera (1803) Fernando Fernández (1875) Juan Lara (1916)
Esteban Colón (1804-1832) José Clivillés Amirall (1877) Manuel Ledesma (1923)
Nepomuceno Bolet (1832) Manuel Antonio Zeno (1861) José García Abreu (1923)
Manuel Grillamas y Galiano (1832) Gabriel Correa Fuentes (1881) Rafael Sanmillón y Escalona (1923-1925)
Bernardo Zeno (1833-1837) Pedro Alonso Ruíz (1884) Ricardo Agrait Aldea (1925-1929)
Manuel Antonio Zeno (1840) Manuel Muñoz Galofre (1886) Sergio Seijo Tavaréz (1932-1933)
Juan Nepomuceno Quero(1841) Fernando Lines (1886) José Mendín Sabat (1932-1936)
José María Fernández (1841) Rafael T. de Ayala (1887) Rafael Rivera Aulet (1937-1940)
Antonio M. de Galvez (1844) Antonio de Gutiérrez Pavia (1888) José R. Castilla (1936)
José Ramón Larrier (1845) Juan Pedro Raldivis (1889) Juan Abreu Colón (1937-1940)
Vicente Balseiro (1846) Policarpio de Echevarría (1889) Sigfredo Vélez González (1942)
Juan Colón (1847) José Roig Colomer (1892) Darío Goitía (1948- 968)
Agustín Correa (1848) Ramón García Lago (Interino 1893) Elba A. Otero de Jové (1969-1970)
Francisco Ulanga (1856) Manuel Villamil Torrado (1893) Pablo E. Méndez Cabrero (1970-1972)
José María Castro (1857) Lorenzo Roses Borrás (1894) Alfredo González Rivera (1972-1976)
Leonardo de Campos (1858) Manuel Pérez Avilés (1898) Rafael E. Negrón Tavárez
Francisco Ulanga (1860) José Ruíz de Sagredo (1898) Pablo E. Méndez Cabrero (1980 - 1984)
Demetrio Santaella (1862) Bernardo Huicy (1901) Francis Hernández Jové 1984 - 1992
Benito Oser de Lira (1865) Juan Marín Guerrero (1903) Angel M. Román (1993 -2001)
Manuel de Iturriaga (1868) Manuel Pérez Avilés (1904-1914) Franky Hernández Cólon 

(2001-2005)FRANKIE HERNANDEZ COLON

Pedro Puig Pi (1871) Enrique Landrón (1915)

A continuación una pequeña reseña de algunos alcaldes que rigieron el pueblo de Arecibo entre 1894 y el Presente .

Francisco Ulanga (1860)   Durante la dominación española se destacó notablemente don Francisco Ulanga, que ofrendó sus bienes y hasta su vida por las víctimas del cólera que asotó a Puerto Rico.  Hoy, en su honor, tenemos La Casa de la Cultura Arecibeña, Casa Ulanga.

Luis de Ealo Domínguez (1873)    Primer Alcalde por Votación del Pueblo.

Lorenzo Roses Borrás (1894)   Se distinguió por sus esfuerzos administrativos en mejorar la ciudad y por su hábil dirección durante la conflaguación que asotó las edificaciones de la parte sur de la plaza principal el 25 de mayo de dicho año.  Fue éste un Alcalde dedicado en cuerpo y alma en su gestión administrativas y jamás recibió sueldo alguno por su trabajo.  Debido a los cambios que trae la carta autonómica en diciembre de 1897 cesa como Alcalde siendo sustituído por don Manual Pérez Avilés.

José Ruíz de Sagredo (1898)   Fue Alcalde de Arecibo cuando comienza el siglo XX.

Bernardo Huicy (1901)   Fue Alcalde Interino en varias ocasiones.  Renunció el 1ro de noviembre de 1903.

Juan Marín Guerrero (1903)   Fue precisamente en los últimos días de la incumbencia de éste, en que se inaugura una obra de gran importancia para los arecibeños:  el servicio de alumbrado eléctrico para el público.

Manuel Pérez Avilés (1904 - 1914)   Fue Alcalde cuando la ciudad fue entregada a los norteamericanos el 11 de octubre de 1898. Se inicia así en Arecibo un nuevo período político, en que se recruducen las luchas y disidencias entre los dos grupos que se enfrentaban, los puertorriqueños y los españoles.

Enrique Landrón (1915)    -Es la primera vez que un Municipio es ganado por los Socialistas.  Este fue un año de gran actividad política.  Había ganado la Alcaldía un socialista, después de 10 años de dominio unionista, pero encontró dificultades dentro de su propio partido.  En una huelga estudiantil cesa en su cargo cuando apenas llevaba un año de incumbencia.

Manuel Viñas Caamaño (1916)    -Cosechó el fruto de las economías que había hecho su antecesor y realizó obras públicas de importancia tales como:  el nuevo matadero público en el Sector Coléricos (hoy Parque García), la Plaza del Mercado (que ya se venía planificando desde los tiempos de Pérez Avilés) y la conversión del viejo matadero en cárcel municipal.  Durante su incumbencia es que ocurre el derrumbe de un puente, recién inaugurado que unía el área del Fuerte con el antiguo Caserío de Jareales (Pasaje).

Juan Lara (1916)    -Fue el Alcalde Interino que sustituyó temporeramente a don Manuel Viñas.  Era el Presidente del Consejo Municipal (Asamblea).

Manuel Ledesma (1923)    -A penas llevaba cinco meses en el cargo cuando la isla es azotada por una serie de terremotos que causan cuantiosos daños. Arecibo sufrió también las consecuencias de los sismos.  Se afectó la fachada del Municipio y el techo de la Iglesia Parroquial.  Es este Alcalde quien modifica la fachada de la Alcaldía añadiéndole la Torre del Reloj, así como el ancho balcón que se proyectaba sobre la acera.

José García Abreu (1923)    -Fue nombrado por la Asamblea Municipal como alcalde.  Conocido hombre de negocios y farmacéutico de profesión.

Rafael Sanmillón y Escalona (1923-1925)    -En el mes de mayo de 1924 la Administración Municipal de Arecibo, siendo su Alcalde don Rafael, acuerda dirigir una comunicación al Dr. Cayetano Coll y Toste, quien tenía el título de Historiador de Puerto Rico, para que éste ilustre compueblano nos ofreciese su opinión y su consejo para la creación de un sello oficial para la ciudad de Arecibo de acuerdo con los preceptos de la heráldica.

Ricardo Agrait Aldea (1925 - 1929)    -Se distinguió por su labor ponderada y eficiente.  Fue un funcionario muy cuidadoso en el manejo de las finanzas del municipio.  Era persona de carácter muy reservado y de juicio independiente.  El Municipio de Arecibo operaba la Planta Eléctrica y el Acueducto ofreciendo servicios tan vitales directamente para la ciudadanía.  Tenía también a su cargo el Servicio de Bomberos, la reparación y conservación de los edificios escolares.  También abarcaba la reglamentación e inspección de la Ley de Pesas y Medidas, el Registro Civil y la Cárcel Municipal.  Bajo su administración fue inaugurado el nuevo Hospital municipal en el año 1927.  Se inauguró para ese entonces la Escuela Roosevelt.  Este Alcalde impulsó también el desarrollo de Barrio Obrero.  Hizo importantes mejoras en el sistema de Planta Eléctrica y Acueductos.

Sergio Seijo Tavaréz (1932 - 1933)    -Durante la incumbencia de este Alcalde, la isla entera se encontraba sufriendo los daños, que en la economía, causó el Ciclón San Felipe en el mes de septiembre de 1928.  Estuvo envuelto en muchos problemas, causados por disidencias y personalismos, dentro del propio grupo local, todo lo cual culminó en un proceso criminal contra el propio Alcalde, quien cesa el día 5 de mayo de 1932.

José Mendín Sabat (1932 - 1936)    -Durante su incumbencia la isla es azotada por el Ciclón de San Ciprián el 26 de septiembre de 1932.  Fue autor de varios libros sobre temas de interés general.

Rafael Rivera Aulet (1937 - 1940)    -Fue un hombre muy bondadoso y siguió sirviendo a su pueblo desde su consultorio médico hasta su muerte.  Cuando tomó riendas del poder municipal, bajo el Partido Liberal, la situación de las finanzas era caótica.  Comenzó por bajarse su propio sueldo,  ya que era bastante reducido.  Fue un año de crisis mundial.  En el 1933 se organiza en Puerto Rico lo que se conoció como La Prensa, con esto se consiguen sumas considerables de ayuda directa donde se le ofreció trabajo a miles de personas, construyédose escuelas, caminos, hospitales y otras obras.  A este Alcalde se le conocía como el Angel de Los Pobres. José R. Castilla (1936)    -Había sido Tesorero Municipal y cuya corta gestión en período tan difícil, recibió elogios por sus buenos resultados.

Juan Abreu Colón (1937 - 1940)    -Durante este cuatrenio hay una señalada mejoría en la economía de Arecibo. Se logra la construcción del Puerto, el cual había sido el preciado sueño de los arecibeños.  También florecen otras idustrias tradicionales.  La Central Cambalache fue tal vez la más fuerte columna de la economía.  También la Puerto Rico Distilling Co., la Ron Rico Co., y J. M. Portela (Pizá).

Sigfredo Vélez González (1942)    -Una de las agencias creadas en este cuatrenio, que fue un período de grandes innovaciones, fue la Junta de Planificación.  Fueron estos años de grandes transformaciones sociales y políticas.  Fue persona generosa y desprendida, que apenas dedicó tiempo a su carrera de abogado.  Fue siempre persona muy querida por los mas necesitados y trató en todo momento de canalizar hacia su pueblo las ventajas y mejoras económicas que el nuevo orden estaba ofreciendo.

Darío Goitía (1948 - 1968)    -Veinticinco años dedicados al servicio de su pueblo.  Fue uno de los que se entregó a su tarea con alma, vida y corazón.  Tenía un máximo respeto a la dignidad del ser humano y un afecto casi religioso a su oponente.  Su vocación por atender a los menos afortunados, alcanzó a veces límites de sacrificio.  Y en su función de administrador fue siempre respetuoso con los de la otra bandera y con los de todas las posiciones en la escala social.  Se interesaba por el pueblo humilde, el más necesitado, sin olvidarse que también era el alcalde de los comerciantes, de los industriales, de los terratenientes, de la gente del poder econonómico.  La ciudad tenía innumerables problemas.  Darío reconoce que hay un trabajo que hacer.  En su tiempo desapareció el gran arrabal de Arecibo, donde ahora tenemos el Paseo Víctor Rojas.  También se construye el alcantarillado pluvial.  En 1954 se inaugura la escuela superior María Cadilla de Martínez, que viene a sustituir la antigua escuela de la calle De Diego, que pasa luego a ser una escuela intermedia.  En 1959 tuvo lugar la restauración del paseo el Fuerte.

Elba A. Otero de Jové (1969 - 1970)    -Su término fue breve por razones personales, por esa razón tenía grandes proyectos, los cuales no pudieron ser.  En los años 1970-1972 fue Representante por Acumulación.

Pablo E. Méndez Cabrero (1970 - 1972)    -Un gran ser humano con magníficas cualidades.  Entre los proyectos de más embergadura podemos mencionar:  Cancha Bajo Techo Francisco P. Padilla, Carretera de Miraflores a Arrozal, Acueducto Bo. Esperanza, Alcantarillado Rodríguez Olmo, Ampliación Carretera Número Diez, Macelo Regional en los Caños, Carreteras en Abra San Francisco, comenzó el Hospital Regional.

Alfredo González Rivera (1972 - 1976)    -Ejecutó una gran obra a favor de la zona rural, introdujo grandes mejoras al Hospital Municipal.  Ayudó a mejorar en gran medida a la salud de los indigentes de Arecibo.

José A. Cedeño Rodríguez (1976 - 1978)    -Hombre dinámico, servicial que se preocupó por el progreso de Arecibo a él le debemos la construcción del Puente Víctor Rojas (que es una de las vías principales de Arecibo con un bello paisaje marítimo que es el deleite de todas las personas que viajan por allí), la restauración de la alcaldía (con fachada original), los monumentos de Ruben Otero Bosco y Santiago Iglesias.

Rafael E. Negrón Tavárez (Interino) (1978 - 1980) Pablo E. Méndez Cabrero (1980 - 1984)    -Electo por segunda vez luego de dos términos sin postularse.  Entre sus obras más destacadas de dicho cuatrenio están la Casa Ulanga, Parque García, Biblioteca Municipal, Pista de Tartán, lado Cancha Bajo Techo, Culminación Avenida Víctor Rojas, Escuela y Taller de Arte Municipal, entre otros.

Francis Hernández Jové (1984 - 1992)   Persona con vasta experiencia en el deporte y querido por su pueblo.  Estuvo dos términos.  Entre sus obras podemos mencionar dos terminales de carros públicos y el Paseo del Atlático.  Planificó la remodelación de la Plaza de Recreo Luis Muñoz Rivera.

Angel M. Román (1993 - 2000)   Médico,  entre los proyectos más destacados se encuentran:  El Museo Faro de los Morillos, Estacionamiento Municipal, Albergue de Animales, Restauración del Teatro Oliver, Techado de 12 Canchas Municipales, Paseo De Diego, Habilitación del Parque García, Creación de la Casa del Artesano (Antigua Aduana), Adquisición y Realojo Sector la Puntilla, Demolición Estorbos Públicos, mejoras al Hospital Municipal y la Implantación Reforma de Salud, entre otros.

CONTACTOS MUNICIPALES

MUNICIPIO DE ARECIBO
APARTADO 1086
ARECIBO, PUERTO RICO   00613
HON.
Franky Hernández Cólon
879-1561 - 880-6033

SITIOS DE INTERES TURISTICO Y GENERAL

Archivo Historico de Arecibo (787)879-5499

Hotel Villa Real (Carr. 2 Km. 67.2) (787)881-6676

Observatorio Astronómico de Arecibo

El Faro de Arecibo

El Bosque de Río Abajo

El Bosque de Cambalache

El Lago Dos Bocas

Si de alguna forma le ayudo la información presentada le agradecere mucho firme mi libro de visitas.

Firma mi libro de Visitantes

Ver mi lista de Visitantes

Usted es mi visitante número desde el 5 de marzo de 2001

Su sugerencia o comentario es bienvenido

ALOG es un servicio informativo sin fines de lucro dedicado al pueblo de Puerto Rico en el "World Wide Web".
ALOG no está afiliado de ninguna forma a las organizaciones aquí presentados.
© Logos e imágenes son propiedad de sus respectivas organizaciones.

Ultima revisión: 05-Nov-2011

WebMaster